Cómo Provocar Un Aborto Natural

A día de hoy aún hay quien se pregunta cómo provocar un aborto natural, desconociendo lo sencillo de algunos metodos abortivos caseros. Aunque estas técnicas han sido comprobadas, se debe tener en cuenta que existen riesgos para los futuros embarazos. Aquí están algunos remedios y métodos caseros que podrían ayudar, sin perjudicar la salud de la mujer.

El aborto es un término utilizado para definir un embarazo imperfecto o inconcluso, que puede ser provocado o puede suceder de manera natural. Contrariamente a lo que se podría pensar, un aborto no es necesariamente una interrupción voluntaria del embarazo. En efecto, por distintos motivos un embarazo puede verse interrumpido de muchas maneras naturales antes de culminar: esto es lo que se suele llamar aborto natural o espontáneo. Sucede generalmente en el primer trimestre y, en algunos casos, en el segundo trimestre, pero nunca ocurre en el tercer trimestre.

Dado que en muchos países del mundo, realizarse un aborto podría ser considerado como algo ilegal, o incluso, en algunas religiones ser mal visto, actualmente es mayor el número de mujeres que recurren a métodos alternos que puedan ayudarlas a interrumpir un embarazo sin tener que recurrir a un médico calificado o a alguna instancia que pueda acabar criticando a la mujer. Traer un niño al mundo no es una decisión que deba ser tomada a la ligera, por lo que, en algunos casos, realizar un aborto consciente es la mejor solución que se puede tomar, tanto como para el neonato como para la madre.

Es por eso, que aquí hemos realizado una pequeña guía con algunos de los remedios naturales más utilizados a lo largo del mundo para provocar un aborto de manera natural, sin incurrir en la salud de la mujer, puesto que muchas veces realizar un procedimiento quirúrgico puede dejar secuelas en el organismo de la persona. Por esta razón, más y más mujeres prefieren elegir métodos naturales, es decir, provocar que el mismo organismo rechace al feto de forma natural.

Métodos caseros para inducir un aborto de manera natural

En primer lugar, se puede empezar a tomar bebidas o alimentos que contengan vitamina C en altos niveles. Esto estimula en gran medida la posibilidad de provocar un aborto natural, por esto es de gran importancia consumir alimentos que contengan este componente en gran medida, tales como naranjas, mandarinas y piñas. Si se consumen cada mañana pueden provocar rápidamente el rechazo del feto en el cuerpo, lo que conllevaría a abortar naturalmente.

Lo creas o no, esta es en realidad una de las formas más populares de abortar. La vitamina C ayuda a promover los niveles de estrógeno de las mujeres, una hormona que es responsable de inducir la menstruación. A medida que aumentan los niveles de estrógeno, comienzan las contracciones uterinas y se inicia el período. Un aumento del consumo de vitamina C induce su ciclo menstrual, que ayuda en un aborto involuntario de forma segura y natural. Pero debe procurar no consumir más de 6.000 mg de vitamina C al día.

Otra manera fácil y económica podría resultar el comer canela sin cocinar. No se recomienda cocinarla para ser luego ingerida a través de los alimentos, ya que al cocinarse puede perder sus componentes naturales que ayudan a acelerar el proceso de finalización del embarazo. Los suplementos de canela son los mejores porque son más fuertes que sus contrapartes de origen natural, que las hace perfectas para un aborto involuntario exitoso. Es por esto, que la canela es bastante efectiva para producir los abortos de manera natural, puesto que tiene un efecto anticoagulante, lo que ayuda a incrementar el flujo de la menstruación y limpia en gran medida todo el aparato reproductor femenino. Al provocar un gran flujo de sangre en la menstruación, inducirá el aborto de manera espontánea. Actualmente muchas mujeres lo utilizan para no tener que recurrir al médico ni a costosas cirugías.

La semilla de sésamo es también una de las más recomendables para ésta tarea, las cuales se toman como una infusión. Se dejan reposar toda la noche en un vaso de agua a temperatura ambiente y se toma en ayuno al levantarse. Muchas personas afirman que tomar a primera hora de la mañana una infusión de perejil, es una buena manera de aligerar el proceso. Pero, ¿cómo provocar el aborto natural solamente tomando esto? Esto sucede, debido a que la bebida aumenta los niveles de estrógeno, lo que provoca que aumente la menstruación y de esta manera se bajan los niveles de progesterona, lo que ocasiona que el útero no esté capacitado para mantener al óvulo.

Sésamo para abortar

Otra infusión bastante famosa que ha tenido mucho éxito es el té de jengibre, el cuál tiende a tomarse como mínimo un par de veces al día y presenta muy buenos resultados al poco tiempo como té abortivo.

Sí las infusiones no son lo tuyo, otro de los métodos más comunes que utilizan algunas mujeres es el de inducir la menstruación, esto se puede lograr de varias maneras:

  • Sí se toman baños con agua caliente, se puede lograr aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo, y de ésta manera se puede forzar la menstruación.
  • Otro método que también puede ayudar a inducir la menstruación es tomar leche de soja junto con ajo y reducir un poco las comidas con azúcar, lograrán aumentar los niveles de estrógeno, lo que ocasionara que la mujer empiece a menstruar en pleno embarazo, con lo que provocaría un aborto de forma natural.
  • Una buena sesión de ejercicio también es una opción bastante agradable, realizar ejercicios de fuerza y cardiovasculares puede ayudar enormemente a cualquiera de los métodos anteriores. La clave está en aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo durante largos períodos de tiempo.

Estos son algunos métodos de cómo provocar un aborto natural, pero es muy importante tener en cuenta que todos estos métodos funcionan de manera eficiente siempre que la mujer esté en las primeras cuatro semanas de gestación. A partir de éste momento, mientras más tiempo pase, más difícil será lograr el aborto. Otro dato a tener en cuenta es que no es posible abortar naturalmente sin riesgos si el embarazo ya se encuentra en el tercer trimestre de gestación.