¿Sirven las semillas de sésamo para abortar?

Las semillas de sésamo o ajonjolí, son consideradas como un alimento medicinal por sus ricos nutrientes, propiedades nutricionales y terapéuticas. Es originaria de África y la India, pero se cultivan diversas variedades de esta semilla alrededor del mundo, sobre todo en Latinoamérica.

como abortar con semillas de sesamoEl sésamo es rico en fibra, proteínas vegetales, antioxidantes, ácidos grasos insaturados como el omega 6, lecitina y omega 9, también contiene vitaminas A, las del complejo de como B1, B2, B3, B5, B6, B9; además de E, K y minerales como el magnesio, calcio zinc, fósforo, cobre, silicio, potasio, boro, yodo, hierro y selenio.

Cada tres cucharadas de semillas de sésamo contienen 13 gramos de grasa, pero dos de estos gramos son de grasas saturadas, es decir, que coadyuvan a mantener los niveles de colesterol bajos.

Asimismo, cada cucharada de estos granos contienen 1,5 gramos de proteína, por lo que son altamente recomendadas para consumir en la dieta diaria.

El sésamo ofrece a nuestro organismo beneficios como:

  • Regula el colesterol en la sangre
  • Fortalece el sistema nervioso
  • Regula el tránsito intestinal
  • Acelera el metabolismo
  • Beneficia el buen funcionamiento de la memoria
  • Combate los hongos de la piel
  • Ayuda a los hipertensos
  • Inhibe el desarrollo de células cancerígenas
  • Retrasa el envejecimiento
  • Protege el sistema cardiovascular
  • Previene la osteoporosis
  • Alivia la depresión
  • Purifica la salud de las personas diabéticas
  • Protege el aparato digestivo, sobre todo de las personas que sufren de gastritis
  • Mejora la salud bucal
  • Resulta beneficioso en niños, embarazadas, lactantes, enfermos, deportistas y personas que sufran de grandes desgastes físicos y mentales

¿La semilla de sésamo puede causar abortos?

abortar con la semilla de sesamoEn la cultura india se cree que estas semillas son “productoras de calor”, el calor del sésamo puede alterar el equilibrio natural de la mujer durante el embarazo.

Esta alteración del calor natural en la mujer, pudiera causar daños al bebé, aumentando el riesgo de parto prematuro, o incluso de aborto involuntario, según esta creencia. Sin embargo, no existen estudios médicos o científicos que avalen esta teoría.

Según esta presunción, comer un puño de semillas de sésamo puede generar la pérdida de un embarazo. También indican que se pueden sumergir en agua durante la noche para tomarlas a la mañana siguiente.

Incluso, según esta creencia, si se consume regularmente en los platos de comida, puede generar el mismo efecto abortivo. El éxito de este método está en ingerirlo durante el primer trimestre del embarazo, si éste está más avanzado no es seguro que se logre la interrupción del mismo.

Riesgos para la salud en el embarazo

Aunque te presentemos estas opciones naturales, queremos dejar en claro que los remedios caseros para terminar con un embarazo son peligrosos, estos métodos no han sido confirmados como efectivos por expertos médicos y científicos.

Estas técnicas se basan en creencias religiosas, herencias culturales, testimonios y anécdotas. Hacer uso de remedios caseros para abortar puede causar daños permanentes en el cuerpo, causar dolores intensos, entre otras dolencias.

La vía de los remedios para terminar con un embarazo no deseado la toman, en su mayoría, mujeres que viven en países donde el aborto es ilegal. Si has decidido deshacerte de tu embarazo te recomendamos seguir los consejos de algún experto de la salud.

La decisión del método que usarás para abortar es absolutamente personal, bien sea que determines hacerlo con pastillas o con plantas, pero debes tomar en cuenta las consecuencias que puedan tener en tu cuerpo una decisión u otra.

Los abortos con remedios caseros son inseguros y peligrosos, y aunque algunas creencias den fe de su éxito pueden tornarse hasta mortales de acuerdo al tiempo de gestación, es decir, mientras más avanzado esté el embarazo, más peligroso es realizarse un aborto.

Para seguir con tu plan de información, puedes leer sobre el té de jengibre