¿Cómo abortar con pastillas?

En este apartado

Como mencionamos anteriormente, el misoprostol es uno de los medicamentos más conocidos. Gracias a sus efectos, produce dilatación y contracciones en el útero y, como consecuencia de ello, el útero expulsa el producto del embarazo.

Hay varias maneras de consumir estas píldoras, una de ellas es la siguiente:

  1. Colocar las pastillas debajo de la lengua. Tragarlas una vez hayan transcurrido los 30 minutos.
  2. Repetir el procedimiento, de nuevo esperar otros 30 minutos a que se disuelva y tragarla solo pasado dicho tiempo.
  3. La mujer debe colocar más píldoras debajo de la lengua o dentro de la vagina.

Tras la primera dosis, la mujer comenzará a sangrar y a sentir dolores y calambres. Por lo general este sangrado empieza unas cuatro horas después de colocarse las primeras píldoras.

El sangrado suele ser más fuerte que el de una menstruación normal y podría haber presencia de coágulos. Dependiendo de las semanas de gestación, podrá verse un pequeño saco con una textura diferente; éste es el saco embrionario. Se puede reconocer también por su color, diferente al de un coágulo normal.

Si no hay sangrado después de la tercera dosis, no se produjo el aborto, y deberá repetir el tratamiento un par de días después o acudir a un centro asistencial de salud.

El método más seguro consta de los siguientes tres pasos:

  • Debes acudir al médico quien te proveerá de la pastilla abortiva, además de algunos antibióticos. Las pastillas para interrumpir el embarazo bloquean la creación de la hormona progesterona y sin ella, el revestimiento del útero se desintegra poniendo fin al embarazo.
  • Tomarás un segundo medicamento que hará que el útero se vacíe, ésta segunda pastilla se toma hasta tres días después de haber tomado la primera dosis.
  • Debe haber un seguimiento del tratamiento dentro de las dos semanas siguientes, para asegurar que se haya llevado a cabo de manera completa y que la salud de la mujer no esté en riesgo. Lo recomendable es hacerse una ecografía y un examen de sangre. Si te encuentras en México, te recomendamos esta clínica.

Este medicamento provoca dolores de vientre y sangrado abundante, esto dura unas horas y es posible que se observen coágulos de gran tamaño y tejido. Más de la mitad de las mujeres abortan después de unas cuatro o cinco horas de haber tomado el segundo medicamento, otras tomarán más tiempo.

Como mencionamos anteriormente, la tasa de éxito del uso de píldoras abortivas está entre 80 y 90 por ciento, por lo que en caso de que el embarazo continúe, por improbable que sea, es posible que el siguiente tratamiento se trate de un aborto por aspiración o un legrado.

El tratamiento falla cuando no hay hemorragia o muy poca, o cuando hubo sangrado pero el embarazo continúa, es por ello la gran importancia de un chequeo médico.

Si el tratamiento no surtió efecto, puede repetirse unos días después, pero existe la posibilidad de que nuevamente no tenga éxito. En este caso la mujer deberá acudirá a un centro de salud, en vista de que existe la posibilidad de malformaciones en el feto si la mujer continúa con el embarazo.

Realizarse un aborto con Cytotec es un tanto diferente, se necesitarán dos dosis. Cada dosis consistiría de misoprostol. ¿Por qué dos dosis? Porque se requiere de una segunda dosis para expulsar completamente los restos del embarazo.

Para llevarlo a cabo con Cytotec también debes seguir tres pasos, que son los siguientes:

  • Debes introducir con los dedos las pastillas lo más profundo posible dentro de la vagina, donde comienza el útero. Si no se colocan lo más hondo viable el tratamiento no funcionará. Las pastillas pueden humedecerse con un poco de agua para que sea más fácil la inserción.
  • 24 horas después se debe repetir el procedimiento, es decir, introducir Cytotec lo más profundo dentro de la vagina. Momentos después empezarán los dolores de vientre y el sangrado. Se puede utilizar analgésicos para contrarrestar los cólicos; es importante recalcar que cuando el aborto se está produciendo se puede sentir un dolor y un sangrado más intenso.
  • Después de haber realizado el aborto con Cytotec o con alguna otra de las restantes pastillas para interrumpir un embarazo, la mujer deberá hacerse un examen médico que corrobore el éxito del procedimiento.

Hay píldoras abortivas que contienen otros componentes adicionales, y el método en ese caso no varía mucho de los anteriores.

Por ejemplo, la pastilla Oxaprost contiene Misoprostol y adicional tiene 50 miligramos de diclofenac, en ese caso, la mujer debe dejar que las cuatro pastillas se disuelvan debajo de la lengua, hasta que se haya disuelto la capa exterior. Deberá escupir la pastilla dura interior, que es el diclofenac, ya que este medicamento actúa contra las contracciones de las paredes del vientre, por lo que puede disminuir la eficacia del tratamiento.