Aborto con Cytotec (Misoprostol). Cómo usarlo de forma segura

En este apartado

¿Misoprostol qué es?

El Misoprostol es una sustancia que deriva de las Prostaglandinas E1 (PGE1), las cuales se encuentran de forma natural en el cuerpo y actúan directamente sobre el sistema reproductor en procesos de ovulación, fecundación y parto, mientras que a su vez participan en el sistema nervioso y en la sangre regulando funciones como la coagulación y presión sanguínea.

cytotec - Misoprostol

Asimismo, tiene una importante actividad sobre el sistema gástrico. Al administrarse esta sustancia como fármaco, ejerce un efecto agonista sobre ciertos receptores gástricos lo que ayuda a bloquear o disminuir el flujo de ácidos gástricos.

¿Para qué sirve el Misoprostol?

El Misoprostol se utiliza ginecológicamente en algunos países para la inducción del parto, ya que, este, solo o en combinación con otros fármacos también derivados de las Prostaglandinas, actúan induciendo contracciones uterinas. Por tal motivo, lo han implementado en  la práctica de abortos siempre bajo supervisión médica, por el gran riesgo de hemorragia que conlleva la mala utilización. Una buena utilización de este fármaco detiene la hemorragia post parto y ayuda a la expulsión de la placenta.

Farmacológicamente, actúa sobre múltiples sintomatologías, como en el  tratamiento de úlceras gástricas o duodenales, provocadas por Antiinflamatorios no Esteroideos (AINES) o para la prevención de las mismas, cuando el paciente tiene un tratamiento continuo con AINES (aspirina, ibuprofeno, aceclofenaco, naproxeno, entre otros).

Si los pacientes que están en tratamiento con AINES son pacientes con enfermedades debilitantes o ancianos se desaconseja el uso de este fármaco, ya que ellos tienen altos riesgos de desarrollar ulceras tanto gástricas como duodenales. El uso en este caso debe limitarse a ser administrado únicamente durante la duración del tratamiento con AINES

¿Qué pasa si uso misoprostol y no estoy embarazada?

En caso de que su uso sea exclusivamente para estas sintomatologías arriba expuestas, de ser una paciente joven y sexualmente activa, tiene que asegurarse de no estar embarazada. Puede que aparezacan efectos secundarios, pero comunes a muchos otros medicamentos y sin riesgo para la salud.

Asimismo, es usado para reducir el porcentaje de rechazos en pacientes sometidos a trasplantes de órganos.

¿Cuáles son sus efectos Secundarios?

Generalmente podría ocurrir una prolongación de los efectos farmacológicos; los efectos más frecuentes son relacionados con trastornos gastrointestinales como: náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal.

Los efectos secundarios más graves que pueden presentarse son:

  • Hipersensibilidad al fármaco,
  • Ruptura uterina
  • Paro cardíaco.

También existen diferentes efectos secundarios que han sido descritos de forma ocasional a nivel general.

Algunos poco significativos pero que se tienen que tomar con especial cuidado son:

  • Mareo, confusión, escalofríos, sincope (pérdida del conocimiento), somnolencia, temblores, cefalea (dolor de cabeza), ansiedad.
  • Tos, disnea (dificultad para respirar), erupción cutánea, dermatitis, alopecia, trastornos en la visión, conjuntivitis.
  • Dolor de espalda, músculos y de articulaciones, calambres

Entre los síntomas significativos que podían ocurrir de forma ocasional están:

  • Hipertensión, hipotensión, arritmia cardiaca, flebitis, edemas, tromboembolismo, bronquitis, neumonía
  • Hemorragia vaginal que podría conllevar al desprendimiento prematuro de la placenta
  • Poliuria (excreción abundante de orina), hematuria (presencia de sangre en la orina). 

Precauciones/Contraindicaciones

La administración de Misoprostol está contraindicada en las siguientes situaciones:

  • Pacientes en los que las contracciones prolongadas se consideran inapropiadas.
  • Pacientes con historial que presente las siguientes características
    • Sensibilidad a los componentes de la formula (principios activos y excipientes)
    • Cesárea o cirugía uterina.
    • Con más de cuatro embarazos a término.
    • Parto traumático o difícil.
    • Desproporción cefalopélvica.
    • Embarazo múltiple.
    • Hemorragia y/o secreción vaginal irregular durante el embarazo actual.
  • Pacientes en los que la relación beneficio-riesgo este en desequilibrio tanto para la madre como para el feto.
  • Pacientes que presenten herpes genital activo.
  • No administrar en pacientes que presenten factores de riesgo que se consideren elevados como: preeclampsia, eclampsia, embolismo de líquido amniótico
  • Administración múltiple de oxitócica (fármaco derivado de las Prostaglandinas E2 que se administra conjuntamente con Misoprostol) u otros estimulantes de las contracciones uterinas.

Asimismo, deberá utilizarse siguiendo una estricta observación de la dosis y posología recomendadas. Por lo que, se     debe utilizar únicamente en centros hospitalarios con acceso a cuidados intensivos y de ser necesaria una cirugía de urgencia

En cuanto a algunas precauciones no se recomienda el uso de Misoprostol en pacientes con:

  • Insuficiencia renal o hepática
  • Desnutrición.
  • Anemia

De ser necesaria la administración en pacientes con estas sintomatologías, deberá ser administrado con precaución, iniciando con un reajuste posológico.

¿Qué hacer en caso de sobredosis?

La sobredosificación puede manifestarse con contracciones uterinas hipertónicas (estas presentan riesgo de muerte fetal intrauterina), fiebre, taquicardia, aumento de frecuencia respiratoria (taquipnea) o dificultad para respirar, hipotensión, convulsiones, escalofríos, agitación y vómitos.

En el caso de sobredosificación masiva, es posible que se presente una ruptura uterina sobre todo en mujeres con historial de cesáreas. En cuanto al feto previo a la muerte le puede ocurrir una hemorragia cerebral.

Si el fármaco fue administrado en casa lo más recomendable es ir al hospital o centro médico más cercano.

Los médicos o enfermeros que estén de turno no tienen forma de saber si la paciente está teniendo un aborto espontaneo o fue provocado por Misoprostol, a menos de que las tabletas o comprimidos hayan sido administrados por vía vaginal, de esa manera podrían notarlas, por lo que se recomienda no dejar ningún tipo de residuos o limpiar bien la zona.

El tratamiento de apoyo será sintomático, es decir, dependiendo de los síntomas manifestados el especialista actuará tratando cada síntoma con el equipo o los fármacos necesarios dependiendo del caso ya que no existe antídoto específico. De tal forma se procederá a las medidas habituales de eliminación y se procederá a seguir un tratamiento sintomático. Se ignora si el Misoprostol puede ser eliminado por hemodiálisis, pero se conoce que el metabolismo produce un compuesto similar a los ácidos grasos.