¿Cómo se toma Misoprostol?

En este apartado

Las maneras de cómo tomarlo varían dependiendo de las condiciones de cada persona y de la patología, sintomatología o efecto que quieras que tenga sobre ti, se recomienda acudir con un especialista para que el mismo, indique la dosificación y supervise el proceso.

En caso de requerir un aborto voluntario, la dosis debe ser adaptada a la respuesta de la paciente y se recomienda que la dosis se conserve siempre a los niveles más bajos que originen una respuesta uterina satisfactoria.

Antes de administrar cualquier dosis de Misoprostol para inducir el aborto, es importante saber el tiempo/semanas de embarazo que tiene la paciente, ya que de ello dependerá la efectividad del mismo.

El punto máximo de efectividad se logra entre la sexta y novena semana de gestación, sin embargo, el proceso es seguro hasta las doce semanas. Se ha comprobado que su efectividad es alrededor del 90%.

Un cálculo aproximado para saber cuánto tiempo de embarazo tiene la paciente, es contando los días que han pasado desde el inicio de su última menstruación, ese número se divide entre siete (7) y el resultado es la cantidad de semanas de embarazo que posee.

Para inducir el aborto por vía oral, en una paciente de 6 a 12 semanas de embarazo y con una salud estable, tienen que administrarse de la siguiente manera:

  1. Divide las tabletas entre 3, ya que se deben tomar 3 dosis.
  2. Coloca las tabletas de la primera dosis debajo de tu lengua durante media hora. Pasada la media hora si quedan restos de las mismas bajo tu lengua puedes tragarlas o escupirlas.
  3. Repite el proceso cada 3 horas hasta que hayas completado las 3 dosis.

** Las cantidades exactas se han omitido POR TU PROPIA SEGURIDAD. Este procedimiento debe realizarse siempre bajo supervisión médica, solo los profesionales médicos tras analizar tu caso particular, podrán decidir qué dosis debes tomar o si este es el procedimiento más adecuado para tu caso.  Si te encuentras en México puedes contactar aquí ** 

Aunque la paciente empiece a notar los síntomas (sangrado, cólicos, escalofríos, fiebre) en la primera dosis, es importante que se administren todas las dosis, ya que, de esa manera se evita que queden restos dentro del útero, los cuales podrían atraer complicaciones.

Uno de los síntomas presentado puede ser vómitos, si esto ocurre, la paciente no debe temer haber perdido la dosis, ya que, la dosis fue absorbida a través de la glándula sublingual, lo que permite el paso del fármaco de manera directa al torrente sanguíneo, sin pasar por el estómago.

Los síntomas tendrán una duración de 48 a 72 horas, el sangrado generalmente es un poco más fuerte que el de la menstruación y se presenta junto con pequeños coágulos, la fiebre debe ser menor a los 38º. Si la paciente presenta fiebre muy alta, existe la posibilidad de que tenga una infección.

De ser complicado conseguir la cantidad antes mencionada es recomendable contar con al menos dos dosis de Misoprostol. Lo que generaría de igual manera el aborto pero en este caso no se garantiza que no queden restos dentro del útero por lo que se recomienda que asistan inmediatamente al hospital más cercano.

Por otra parte, si la paciente cuenta con más de doce (12) semanas de gestación, es fundamental que la administración de las dosis sea en el hospital o centro clínico, preferiblemente acompañada, ya que, los síntomas y efectos secundarios podrían ser más fuertes, lo que dejaría en riesgo su salud.

Para inducir el aborto por vía vaginal, al igual que por la vía de administración oral deben administrarse de la siguiente manera (cantidades exactas NO mostradas por tu seguridad):

  1. Divide las tabletas o comprimidos vaginales entre 3, ya que se deben tomar 3 dosis.
  2. Con la ayuda de tus dedos debes introducir Misoprostol dentro de la vagina lo más profundo posible. De ser posible humedezca un poco las tabletas o comprimidos con unas gotas de agua antes de introducirlas para facilitar la entrada de las mismas.
  3. Es recomendable no ir al baño en las siguientes 2 horas aunque empiecen a presenciar síntomas fuertes, esto es, para garantizar la completa absorción de las mismas.
  4. Luego de 24 horas debes introducir la segunda dosis de Misoprostol, siguiendo exactamente los pasos mencionados en el punto 2.
  5. Si cuentan con la tercera dosis, deben introducir las tabletas de igual manera luego de las siguientes 24 horas.

A medida que pasen los minutos, luego de la primera dosis, los síntomas se manifestaran mediante sangrado, cólicos intensos y fiebre, lo que significara el inicio del proceso abortivo, al igual que por la vía de administración oral el sangrado generalmente es un poco más fuerte que el de la menstruación y se presenta junto con pequeños coágulos.

Al pasar el tiempo cesarán los síntomas y una vez administrada la segunda dosis los síntomas presentados serán menos intensos, ocurriendo lo mismo con la tercera dosis donde los síntomas en este caso serán leves.

Luego de concluir con el tratamiento puede continuar el sangrado por días o incluso semanas y el ciclo menstrual se presenciará entre las siguientes 4 a 6 semanas.

La efectividad de ambos procesos se verifica mediante la realización de un eco pélvico si su deseo es saberlo de manera inmediata, o la aplicación de una prueba de embarazo luego de tres semanas, debido a que una vez realizado el proceso, siguen estando presentes en el torrente sanguíneo hormonas indicativas de embarazo.

Es importante mencionar, que de no darse el aborto luego de las dosis requeridas, el feto pudo haber sufrido daños considerables, por los cuales de continuar con el embarazo se generarían malformaciones importantes que pondrían en riesgo la salud física y mental del neonato, por lo que es recomendable repetir el proceso luego de dos semanas.

Recuerda que como se ha mencionado en el presente artículo, puedes sufrir diferentes efectos secundarios que ponen en riesgo tu vida. Tu salud es importante, antes de tomar cualquier decisión evalúa todas las posibilidades y no temas en acudir o consultar con algún médico o especialista de confianza antes de ser administrado el medicamento.